Cómo detectar un insight

5 claves para detectar insights en tus audiencias

Sin importar el giro de tu negocio o la industria en la que te encuentres, es fundamental que conozcas a tus clientes y usuarios profundamente. No te pierdas las 5 claves que preparamos para ti y conoce cómo detectar insights en tus audiencias.

Por el equipo de Gerundio

Existen muchas maneras de conocer y definir a tus audiencias, pero sin lugar a dudas la clave está en entender sus necesidades, deseos y motivaciones a profundidad.

Detectar y descubrir un insight es el primer paso para saber cómo acercarte a tus audiencias y genuinamente ayudarles a resolver sus problemas y a satisfacer sus necesidades.

Sigue leyendo y conoce todo lo que tienes que saber para detectar insights en tus audiencias.

¿Qué es un insight?

Claramente, tenemos que empezar por definir lo que es, a ciencia cierta, un insight, y es que incluso al día de hoy existen diferentes aproximaciones a la definición del concepto que vale la pena tomar en cuenta.

Para Leo Burnett, por ejemplo, un insight debe ser «algo que las personas no saben que sabían de sí mismas». En muchos otros sitios puede encontrarse definido como la capacidad de ver o entender algo con claridad a través de la intuición, y para otros es el reconocimiento de las tensiones y deseos de una persona.

A resumidas cuentas, un insight es una revelación de necesidades, motivadores e intereses de una persona, que no están ahí de manera consciente.

Por ende, un insight es información poderosa que puede ayudarte a tomar mejores decisiones de negocio y así acercarte de una manera más adecuada a tus consumidores o usuarios potenciales.

Sigue leyendo y conoce 5 claves para detectar un insight en tus audiencias sin morir en el intento.

1. Analiza la información que tienes

Vivimos en la era de la información, y si hoy tenemos datos para conocer a las personas que nos rodean, tenemos muchos más para comprender a quienes ya nos compran.

Si has tenido clientes en el pasado y has monitoreado correctamente las interacciones que han tenido contigo, hoy cuentas ya con mucha información sobre ellos.

¿Son más hombres o mujeres? ¿Compran con tarjeta de crédito o prefieren hacerlo en efectivo? ¿Viven en grandes ciudades o en localidades con pocos habitantes? ¿Son milenials o más bien pertenecen a otra generación?

Hoy existe una gran variedad de herramientas para obtener información sobre tus clientes, usuarios o seguidores. Si no las has empezado a usar, este es el momento de hacerlo.

2. Piensa en personas, no en datos

Los datos a los que nos referimos en el punto anterior te darán mucha información acerca de tus clientes, pero ésta seguirá siendo insuficiente al momento de detectar insights profundos.

Los insights suelen hablar más de un tipo de características que encuentras en las personas, pero que no son tan fáciles de medir con números.

Por eso, es importante que tengas en mente en todo momento que estás tratando con personas como tú o como tus seres queridos. Todos tenemos historias, intereses, necesidades y motivaciones que determinan nuestros hábitos de consumo y nuestro comportamiento.

Al cambiar el enfoque, te darás cuenta de que es más fácil entender a tus clientes y empatizar con ellos si los ves como personas, entes de carne y hueso, y no como números en una pantalla.

3. Escucha a tus audiencias

Actualmente existen múltiples mecanismos para escuchar a tus clientes, pedirles que validen las interacciones que han tenido contigo y entender qué tipo de cosas podrían mejorar en tu experiencia de marca.

Recuerda que la clave está en hacer las preguntas correctas. Piensa qué tipo de cuestionamientos podrían darte información más profunda y no solo juicios superficiales.

Si escuchas constantemente a tus clientes o usuarios y tienes la apertura suficiente, será mucho más fácil encontrar información que te permita articular un insight verdadero.

4. Sé realista

¿Crees que ya encontraste un insight? ¿Tus clientes te han revelado información profunda que puede ser de utilidad para reenfocar los esfuerzos de tu negocio? Hablemos ahora de la manera de estructurarlo.

Al hacerlo, es fundamental que seamos realistas y puntuales. Pongamos un ejemplo para explicarlo mejor:

Supongamos que estás por lanzar una app de movilidad inteligente en una gran ciudad de tu país. Ya analizaste la información del mercado y escuchaste a tus usuarios potenciales con total apertura, en este momento crees que has encontrado un insight.

Si a la hora de enunciarlo dices algo como “las personas de mi ciudad necesitan una app que les resuelva todos sus problemas de movilidad”, déjanos decirte que estarás abordándolo de manera equivocada.

Probablemente la mejor manera de enunciarlo sería “las personas de mi ciudad necesitan una forma sencilla y eficiente de moverse dentro de ella”.

Si lees ambas aproximaciones con detenimiento, te darás cuenta de que la diferencia está en que el insight de la segunda versión se está refiriendo a una necesidad que está ahí independientemente de lo que ofrezcas para satisfacerla o no.

En este ejemplo, tu app no es lo que las personas necesitan, pero sí una posible solución para sus problemas de movilidad. En otras palabras, las personas no te necesitan a ti, pero tal vez tú puedas ayudar a satisfacer eso que sí necesitan.

5. Hazlo simple

Está claro que las personas somos complejas y, por ende, nuestras necesidades, intereses y motivaciones también lo son. Pero una clave para detectar un insight es tratar de mantenerlo lo más simple posible.

Siguiendo el mismo ejemplo del punto anterior, podríamos desglosar las necesidades de movilidad de las personas de tu ciudad en cientas o miles, pero si empiezas a pensar en necesidades hiperespecíficas, difícilmente encontrarás un insight colectivo que te permita tomar decisiones inteligentes.

Por ello, es recomendable tratar de encontrar los puntos en los que convergen las necesidades, intereses o motivadores de tus distintas audiencias. En cuanto encuentres esa revelación compartida, estarás muy cerca de tener un insight poderoso.

Finalmente, un consejo para saber si lo que has detectado es verdaderamente un insight y no solo una observación, es que lo escribas en una sola frase y se lo leas a tu público objetivo.

Si asienten con la cabeza y parecen estar de acuerdo con la información, quizás no sea un insight realmente. En cambio, si tienen una expresión de sorpresa y parecen estar diciendo “¡ajá!” hacia sus adentros, seguramente ya tienes en tus manos un insight poderoso y listo para detonar grandes ideas y mejores decisiones.

¿Quieres ayuda para detectar insights potenciales en tus audiencias? Escríbenos un mensaje y trabajemos juntos para conocerlas a profundidad.